Rejuvenecimiento vulvar con ThermiVa la alternativa con más beneficios

Rejuvenecimiento vulvar con ThermiVa la alternativa con más beneficios

Rejuvenecimiento vulvar

Rejuvenecimiento vulvar

El rejuvenecimiento vulvar es sin duda uno de los procesos que mejorará nuestra calidad de vida. No solo porque nos vamos a sentir más confiadas y seguras sino que es un golpe anímico a nuestra autoestima que con el paso del tiempo puede venirse abajo, por los cambios físicos que podemos sufrir.

Ya no tienes que ocultarte, pues es más frecuentes que las mujeres nos sometamos a métodos de rejuvenecimiento. Esto pasó de ser un tabú a algo real, normal y común. ¿A quién no le gusta estar bien consigo misma?

Antes de entrar en materia y explicarte los diferentes métodos que hay para el rejuvenecimiento vulvar y sus beneficios, hay que resaltar que además de mejorar el aspecto físico de la parte íntima, mejora considerablemente el placer sexual.  

En la mayoría de los casos un rejuvenecimiento se debe realizar cuando sentimos:

  • Dificultad para alcanzar el orgasmo.
  • Disminución del placer sexual.
  • Estiramiento excesivo de la vagina (del canal vaginal y de los labios mayores y menores).
  • Atrofia vaginal.
  • Falta de lubricación vaginal.
  • Incontinencia urinaria leve o goteo de orina.
  • Dolor en la relación sexual.
  • Insatisfacción con el aspecto de la vagina.

 

ThermiVa

Con el tiempo los procedimientos han avanzado y uno de los métodos de rejuvenecimiento vulvar más prácticos y exitosos es el de ThermiVa. Este procedimiento no invasivo, no quirúrgico y sin anestesia  puede ser utilizada en el tejido vaginal interno y externo.

Funciona a través  de una pieza especializada del tamaño de un dedo índice que estimula la producción de colágeno gracias una onda térmica intensa controlada que provoca el tensado de los tejidos y estimula la producción de colágeno.

Esta producción natural de colágeno es la clave del rejuvenecimiento, pues con ella se  mejora la laxitud vaginal y la pérdida de elasticidad. Ayuda a controlar la incontinencia urinaria leve, la resequedad vaginal, falta de líbido, el dolor o ardor durante el acto sexual.

El tiempo total del tratamiento es de aproximadamente 40 minutos y una vez que termina, los pacientes pueden continuar con sus actividades habituales incluyendo el coito. El resultado en la parte estética es evidente inmediatamente finaliza el procedimiento, incluso meses después, los efectos de mejora siguen aumentando progresivamente.

Este procedimiento es perfecto para todas las mujeres que después de un parto terminan con  algo de tejido externamente estirado en los labios internos y externos, también en la menopausia o simplemente en  mujeres que desean mejorar su estética íntima. El aumento de este tejido suele ser incómodo a la hora de usar un vestido de baño, al hacer ejercicio o durante el acto sexual. ThermiVa ayuda a reducir este tejido que en casos muy extremos es necesario corregirlo con cirugía.

 

Vaginoplastia

Este procedimiento quirúrgico es otra alternativa para rejuvenecer y suele practicarse en mujeres que padecen de debilitamiento del soporte de los órganos pélvicos, ensanchamiento de la vagina o prolapso uterino (caída y desplazamiento de la vejiga).

La vaginoplastia consiste en estrechar el canal vaginal, uniendo los músculos con puntos de sutura reabsorbibles devolviendo la tonicidad a los músculos vaginales que suelen debilitarse por los partos y el envejecimiento.

Con una sola cirugía es suficiente para solucionar esos defectos, pero debes tener cuidado en dónde te la practiques porque si no es es en un lugar certificado el remedio puede ser peor que la enfermedad.

La operación puede durar una o dos horas y dependiendo del grado de ensanchamiento de la vagina se realiza bajo anestesia regional o general. El postoperatorio se hace en casa y es necesario la administración de analgésicos.

 

Labioplastia

Toca dejar en claro que no es lo mismo una vaginoplastia a una labioplastia. Entre ambos conceptos se ha generado una gran confusión y son procesos totalmente distintos.

La labioplastia es una cirugía con la que se busca, reducir el tamaño de los labios menores y/o aumentar la tensión de los labios mayores, en ocasiones con injertos de grasa para darles mayor volumen.  

A diferencia de la labioplastia, la vaginoplastia se concentra en la parte interna de la vulva con el fin de reducir el diámetro del canal vaginal, lo que permitirá una mejora en el tono muscular, control y elasticidad del órgano.

 

Láser

El rejuvenecimiento vulvar por medio de láser consiste en el calentamiento de la mucosa de las paredes de la vagina para facilitar la recuperación de los tejidos y la hidratación de la misma. Una sesión con láser puede durar entre 45 y 60 minutos. Generalmente se necesita anestesia tópica, no requiere postoperatorio por lo que puedes continuar con tus actividades diarias sin problemas, aunque si restriccion para tener relaciones sexuales por varios dias, ademas que genera sangrado y algo de dolor, su efecto principal es en el canal vaginal.

Al ser un procedimiento que usa la energía puede causar quemaduras, cicatrices y un dolor intenso si no se practica en un lugar especializado y certificado. Nada de esteticistas, solo ginecólogos o médicos cirujanos avalados.  

Ya conoces el mejor procedimiento para el rejuvenecimiento vulvar y si estas interesada en él, en Dermaline contarás con los mejores especialistas y equipos para que le des un giro de 180 grados a tu vida y vuelvas a disfrutar de tu sexualidad. Para más información ingresa a: www.dermaline.co

Port Relacionados

Leave a comment

WhatsApp chat