Además de la vaginoplastia existen otros métodos de rejuvenecimiento vaginal

¿Cómo revertir los efectos del post embarazo?

Vaginoplastia

Vaginoplastia

La vaginoplastia, a diferencia del pensamiento popular de que solo se la hacen las mujeres por vanidad en realidad es un procedimiento que va más allá de la apariencia, ya que puede ayudar a solucionar varios problemas que aparecen con la edad y sobre todo con el embarazo.

Este tipo de cirugía estética, que muchas personas la conocen como rejuvenecimiento vaginal, tiene como objetivo principal mejorar físicamente la apariencia de la zona genital de las mujeres (labios menores, labios mayores, monte de Venus, perineo, abertura vaginal e himen).

Una de las razones por la cual podríamos pensar en someternos a una vaginoplastia es la del post embarazo. Tras el parto, la vagina sufre algunos problemas físicos pues tiende a desgarrarse, se ensanchan los labios o puede aumentar el tamaño de la abertura entre otros.

Esto sin duda nos puede llegar a generar inconformidad y/o inseguridad con nosotras y con nuestro cuerpo. Incluso podemos sentir inconformidad con nuestra apariencia al momento de tener relaciones sexuales, por el aspecto que tiene nuestra zona íntima.

A esto sumemosle que tras el parto se da un déficit transitorio de estrógeno que es el causante de lo que conocemos como resequedad vaginal y la presencia de dolor durante las relaciones sexuales.

Sin embargo, no solo con la vaginoplastia esto se puede revertir, pues existe ThermiVa un procedimiento que puede rejuvenecer y dar mejor apariencia tanto a la zona íntima como a las paredes vaginales o los músculos que se hallan en el punto G. Puedes volver a sentir las intensas sensaciones que produce el acto sexual.

Otro beneficio que podemos conseguir con este procedimiento, es el de controlar la incontinencia urinaria leve a moderada. Tras el parto la musculatura del suelo pélvico queda dilatada y debilitada, y es posible que le cueste realizar su función.

La incontinencia típica post-parto se denomina técnicamente “de esfuerzo”, porque se produce acompañando a un esfuerzo que aumenta la presión abdominal, como toser o reírse.

 

Atención con la prolactina

Con el parto, llega la lactancia y esta estimula la producción de hormonas como la prolactina la cual retrasa el inicio de la ovulación, que a su vez disminuye la producción de estrógenos. Y como bien sabemos esta hormona es la encargada de devolver a la vagina sus características de normalidad, recuperando el grosor de la pared vaginal, la elasticidad y las secreciones vaginales.

 

ThermiVa una alternativa a la vaginoplastia

Con el tiempo los procedimientos han avanzado y uno de los métodos de rejuvenecimiento vulvar más prácticos y exitosos es el de ThermiVa. Este procedimiento no invasivo, no quirúrgico y sin anestesia puede ser utilizado en el tejido vaginal interno y externo.

Funciona a través  de una pieza especializada del tamaño de un dedo índice que estimula la producción de colágeno gracias una onda térmica intensa controlada que provoca el tensado de los tejidos y estimula la producción de colágeno.

Esta producción natural de colágeno es la clave del rejuvenecimiento, pues con ella se  mejora la laxitud vaginal y la pérdida de elasticidad. Ayuda a controlar la incontinencia urinaria leve, la resequedad vaginal, falta de libido, el dolor o ardor durante el acto sexual.

El tiempo total del tratamiento es de aproximadamente 40 minutos y una vez que termina, los pacientes pueden continuar con sus actividades habituales incluyendo el coito.

El resultado en la parte estética es evidente inmediatamente finaliza el procedimiento, incluso meses después, los efectos de mejora siguen aumentando progresivamente. ThermiVa ayuda a reducir este tejido que en casos muy extremos es necesario corregirlo con cirugía.

Este procedimiento es perfecto para todas las mujeres que después de un parto terminan con algo de tejido externamente estirado en los labios internos y externos, también en la menopausia o simplemente en  mujeres que desean mejorar su estética íntima.

Para muchas de nosotras es fundamental que la zona íntima tenga un aspecto reducido y sin ningún tipo de engrandecimiento de los labios vaginales. Y si buscamos mejorar otros aspectos como la lubricación o laxitud, Thermi es el tratamiento perfecto por lo mencionado anteriormente; estimulación de colágeno.

Es importante que tengamos en cuenta que este tipo de procedimientos es recomendable practicarlo en mujeres que buscan una solución para el debilitamiento extremo de las paredes vaginales y de la vejiga. Para ello Thermi puede reemplazar la cirugía y así nos evitaríamos tener que pasar por una dolorosa recuperación.

En casos más extremos como el prolapso de vejiga la única solución es la cirugía, corrige, más  que hablar de musculatura actúa más a nivel de la mucosa vaginal y vesical

Aunque no son muchos los procedimientos de vaginoplastia, si tenemos pensado realizarnos una sea por el motivo que sea, lo ideal y más recomendable es acudir a centros o clínicas certificadas para no poner en peligro nuestra salud.

Si quieres conocer más sobre este procedimiento y otros tratamientos de rejuvenecimiento ingresa a: www.dermaline.com.co

Port Relacionados

Leave a comment