Todo lo que debes saber sobre vaginismo

Todo lo que debes saber sobre vaginismo

Medicina estética

Medicina estética

Medicina estética. Gozar de buena salud va más allá del estado físico y mental de la persona, pues por más que ambos términos sean muy importantes existe uno que debemos poner bastante atención ya que sin su debido tratamiento puede afectar el bienestar tanto de hombres como de mujeres.

Hablamos de la actividad sexual que para algunas mujeres la ausencia parcial o total del placer durante una relación o incluso el dolor que puede sentir durante el coito resulta una respuesta normal, pero lo cierto es que no. Detrás del dolor y la pérdida del líbido existen trastornos que pueden ser tratados con la medicina estética.  

Los trastornos sexuales que afectan a hombres y mujeres son muy comunes pero no se les da la importancia que se merecen por el prejuicio social o miedo, frustración o ansiedad que puede generar en la persona que lo padece, pero lo cierto es que estos son temas que deben ser hablados y tratados para mantener una vida saludable.

En esta oportunidad te queremos hablar de un trastorno que afecta a varias mujeres y que puede llegar a generar rechazo, incluso desprecio a las relaciones sexuales por el intenso dolor e incomodidad que produce. 

El vaginismo se entiende como una disfunción sexual femenina caracterizada por la contracción involuntaria de los músculos del suelo pélvico que rodean la vagina, provocando el cierre parcial o total de la misma, lo que origina dolor e imposibilidad a la hora de intentar una penetración.

Este espasmo afecta al grupo muscular pubococcígeo (PC) que es el responsable de orinar, tener relaciones sexuales, orgasmo, deposiciones y parto. El vaginismo no solo se da durante el sexo, también puede generar dolor cuando intentas insertar un objeto como un tampón o someterse a un examen ginecológico.

También te puede interesar: ADEMÁS DE LA VAGINOPLASTIA EXISTEN OTROS MÉTODOS DE REJUVENECIMIENTO VAGINAL

Tipos de vaginismo

La edad es un factor que determina el de vaginismo que una mujer puede sufrir. Estos son: 

Vaginismo primario

A menudo lo experimentan las mujeres durante su primer intento de relación sexual. Puede describirse como un psicógeno que siempre ha estado presente pero recién con la primera relación o examen ginecológico. 

Puede haber dolor, espasmos musculares generalizados y la mujer puede dejar de respirar temporalmente. Los síntomas se revierten cuando se detiene el intento de entrada vaginal.

Vaginismo secundario

Este se desarrolla después de la primera relación y a diferencia del primario no siempre está presente. Puede ocurrir en cualquier etapa de la vida y se deriva de un evento específico como una infección, menopausia, un evento traumático, desarrollo de una afección médica, problemas de relación, cirugía o parto.

Vaginismo situacional

Ocurre solo en ciertas situaciones y con frecuencia está relacionado como respuesta al miedo a la penetración la cual genera un dolor físico bastante fuerte. Puede ocurrir durante las relaciones sexuales pero no durante los exámenes ginecológicos o la inserción de tampones.

Tratamiento

Por suerte este trastorno es altamente tratable. Para curarlo es posible someterse a la medicina estética o con la combinación de ejercicios del piso pélvico, inserción o entrenamiento de dilatación, técnicas para la eliminación de dolor, pasos de transición, y ejercicios diseñados para ayudar a las mujeres a identificar, expresar y resolver cualquier componente emocional que esté contribuyendo al vaginismo. 

La mayoría de estos ejercicios pueden realizarse en casa, de este modo la persona puede ir a su propio ritmo y con la privacidad que toda mujer necesita para sobrellevar una patología como esta. 

Mejora tu vida sexual con la ginecología estética

Como alternativa a todos los trastornos femeninos que podemos usar para mejorar nuestra vida sexual es la ginecología estética que se enmarca en la medicina estética y que se enfoca en tratamientos para mejorar la apariencia y aspectos fisiológicos de la zona íntima. 

También conocida como a gineco-estética se centra en la búsqueda de soluciones estéticas y funcionales para la zona íntima con el objetivo de mejorar la vida sexual de las mujeres. Uno de los tratamiento más comunes de esta rama es el rejuvenecimiento vaginal, pero con el paso del tiempo han surgido otros procesos que ayudan al embellecimiento vulvar. 

Otro tratamiento del que se encarga la estética ginecológica es el aumento del punto G para potencializar el orgasmo. Este tratamiento consiste en rellenar el punto G con ácido hialurónico. Con la aplicación de esa sustancia esa zona se vuelve mucho más sensible mejorando considerablemente el placer. 

Al aumento del Punto G, también le podemos sumar el aumento de los labios mayores o labioplastia que tiene como objetivo mejorar el aspecto de la vagina,pues con el paso de los años se produce una pérdida en la firmeza de los labios que puede generar un problema estético.

Estos y otros tantos procedimientos de esta rama médica, deben ser realizados por un médico ginecólogo real para garantizar los resultados, pues con el aumento de clínicas y “profesionales” estéticos de garaje, los peligros son mayores. Por eso investiga muy bien antes de practicarte cualquier tratamiento. 

Ya que conoces un poco más sobre el vaginismo y que puede ser tratado por la ginecología estética, no dudes en contactar a Dermaline para contarte sobre  ThermiVa y otros procedimientos que mejorarán tu estilo de vida. Visítanos en: www.dermaline.co

Leave a comment