Renovación de la superficie de la piel con la técnica de láser CO2 fraccionado

Láser CO2

Láser CO2

Las líneas de expresión, la pérdida de elasticidad, las estrías, los poros dilatados, el acné y las cicatrices en general, ya no son un problema con el nuevo tratamiento de láser CO2 fraccionado. Esta técnica contribuye en la mejora significativa del aspecto cutáneo tanto a nivel superficial como profundo, mediante la emisión de haces de luz que penetran por medio de microperforaciones, las capas más profundas de la piel y dejan zonas de piel sana para estimular la regeneración y producción de colágeno.  

A nivel superficial el láser CO2 fraccionado actúa mejorando el aspecto de las arrugas, líneas de expresión, manchas y poros dilatados, debido a que estimula la renovación de la capa más fina de la piel. A nivel profundo produce la liberación de fibras de colágeno y elastina, logrando efectos “lifting”, que incrementan la firmeza y tonicidad de la piel, y a largo plazo, puede contrarrestar y prevenir los signos de daño y envejecimiento cutáneo. 

Debido a los innumerables beneficios del tratamiento de láser CO2 fraccionado, éste se ha convertido en el procedimiento número uno para pacientes que desean resurfacing facial,  rejuvenecimiento facial (líneas de expresión, cambios en la coloración y textura), cicatrices de acné, hiperpigmentación superficiales (rostro y manos), enrojecimiento, estrías, y múltiples alteraciones de la piel. 

¿Qué es el láser CO2 fraccionado?

El láser CO2 fraccionado, es un tipo de láser molecular que utiliza dióxido de carbono, con una longitud de onda aproximada de 10.660 nm, capaz de ser asimilada por el agua presente en los tejidos. Cuenta además, con un escáner que emite un haz de luz fraccionado en pequeños puntos, de manera que al contacto con la piel no penetra de manera uniforme toda la superficie cutánea. Es decir, los haces de luz forman en la piel unas columnas de tejido sano y microheridas indoloras, que estimulan de forma natural el proceso de cicatrización disminuyendo considerablemente los efecto secundarios. 

Por otro lado, el sistema fraccionado de luz que estimula las capas más profundas de la piel, activa a los fibroblastos para aumentar la producción y reordenamiento de las fibras de colágeno y elastina, dando como resultado una mejoría sobre el tono, luminosidad y textura de la piel. 

¿Quiénes son los indicados para el tratamiento de láser CO2 fraccionado?

El láser CO2 fraccionado, es por excelencia la mejor opción para todas aquellas personas que desean:

  • Realizar un resurfacing facial 
  • Disminuir la apariencia de cicatrices 
  • Mejorar  piel flácida y con pérdida de tono 
  • Mejorar las líneas de expresión y arrugas
  • Mejorar la apariencia de estrías
  • Tratar los poros dilatados 
  • Reducir el enrojecimiento
  • Recibir tratamiento para cicatrices derivadas del acné 
  • Disminuir las manchas superficiales
  • Evitar el envejecimiento prematuro

¿Cuántas sesiones se recomiendan? 

El número de sesiones varía en función del estilo de vida, la gravedad del problema, la respuesta al tratamiento y el cuidado de cada paciente. Es posible realizar el tratamiento en varias sesiones o en una de larga duración. De manera general, para arrugas moderadas se recomiendan tres sesiones y para cicatrices de secuelas de acné hasta cinco sesiones. Los resultados del tratamiento de láser CO2, son visibles desde la primera sesión y el aspecto  de la piel mejora de forma continúa hasta seis meses después de su aplicación.

Si el paciente, lleva un estilo de vida saludable, utiliza crema hidratante y bloqueador solar diariamente, evita la exposición directa al sol y acata todos los cuidados y recomendaciones pertinentes después del tratamiento, consigue incluso durante meses lucir una piel más uniforme, sin manchas, o signos de envejecimiento; mejora la apariencia general de las  estrías, poros dilatados, acné y la calidad de la piel. 

¿Es una técnica dolorosa?

El tratamiento de láser CO2 fraccionado es un procedimiento que puede llegar a generar incomodidad, molestas o incluso ardor, es por esto que una hora antes de cada sesión, se utiliza anestesia local mediante el uso de una crema en las zonas a tratar para minimizar las incomodidades. Una vez finalice el tratamiento, y el efecto de la anestesia desaparezca es posible percibir una sensación de contracción cutánea, enrojecimiento entre 3 a 5 días aproximadamente, leve inflamación, descamación de la piel, y comezón. Todos esos posibles efectos corresponden al proceso de cicatrización.

¿Qué resultados puedo esperar?

Una vez finaliza la cicatrización, la piel en general se torna más tersa, suave, homogénea y uniforme hasta por 6 meses. De igual forma, conforme avanza el tiempo las capas más profundas de la piel liberan de forma natural una mayor cantidad de colágeno que permiten disminuir las líneas de expresión, la profundidad de las cicatrices derivadas del acné, y las manchas superficiales, previniendo el envejecimiento prematuro. 

Si deseas conocer más sobre otros tratamientos como el láser CO2 fraccionado, que brindan grandes beneficios sobre el envejecimiento y signos antiestéticos, te invitamos a que ingreses a nuestra pagina web: www.dermaline.co.

Leave a comment